Home » Pareja » ¿Te interesa alguien de la oficina? Consejos para conquistar a esa persona.

¿Te interesa alguien de la oficina? Consejos para conquistar a esa persona.

Pese a que se vea como un limitante, no cierres las puertas a lo que podría ser su alma gemela.

El amor nunca avisa en qué lugar o espacio se encuentra esa persona con quien quieres estar. Aunque para algunos  ese sitio sea su centro de labores. Pese a que se vea como un limitante, no cierres las puertas a lo que podría ser  su alma gemela.

Si  tienes en la mira a ese compañero o compañera que te gusta, con información de De10.com,  te presentamos unos consejos  para  conquistar a ese ser que te quita el sueño y el aliento:

-Inicia haciéndote notar, pero no exageres en lo que hagas, sé lo más natural que puedas y empieza a intercambiar miradas y sonrisas. Cuando exista la posibilidad, inicia una sencilla conversación.

-Saca tu sentido del humor. Recuerda que es una buena idea para romper el hielo y comenzar lo que podría ser un romance de novela, con mucha frescura.

Utiliza los halagos, son una buena forma de dar a entender que tu interés va mucho más allá de lo laboral; sólo cuida que sean piropos moderados,  sin caer en la obviedad  o que sean completamente directos.

Mantén siempre el control. Por más que te guste la persona y lo nervioso que te ponga, busca siempre estar equilibrado y sin demostrar ansiedad.

Prestar atención  dando algún detalle como un café, unas galletas… algo sencillo, pero que marque que tu interés es especial.

– Tener  interés por todo lo que te cuenta, para que en ti, encuentre a alguien agradable con quien compartir, más que un compañero de trabajo.

No dar  todo de golpe! En algún momento marca distancia, para que demuestres que no siempre estás disponible. Así que haz notar tu ausencia.

-Cuando la persona te busques, sugiere una salida informal, como si fuera algo que se te ocurriera de momento; haz que sea una sorpresa.

-Una vez que esa persona aceptó salir contigo, ten la seguridad para verte muy natural, tal vez cediendo un poco a mostrar esas facetas que en la oficina no se pueden ver y comienza a… Seducir.

Evita hablar del trabajo, es momento de dejar esas cosas de lado. Aquí ya pueden ser un poco más directos, mantén siempre el contacto visual, habla sobre tus gustos y pregúntale a esa persona los suyos. Lo demás, te toca a ti.