Home » Moda » Lo que nadie cuenta de ser una modelo ‘curvy’

Lo que nadie cuenta de ser una modelo ‘curvy’

La habrás visto en varios lugares, entre ellos, la famosa campaña de Violeta by Mango que protagonizó junto a Tania Llasera o Rossy de Palma o en campañas para Zalando o Asos. Lorena Durán es modelo de tallas grandes. La Ashley Graham española, porque todos la quieren en sus filas con el mismo fervor que a la americana.Su elegancia y belleza deslumbran en Instagram y fuera de la red social. Sin embargo, no siempre fue un camino de rosas. Su cuerpo cambió tras una operación y su mente se vio obligada a aceptar los cambios de la noche a la mañana. No fue fácil, pero a día de hoy es una de las modelos más deseadas, así que esta historia tiene final feliz y sobre todo, respira motivación por los cuatro costados. Esta es la cara B de la talla grande. Motivación por los cuatro costados. Esta es la cara B de la talla grande.
¿Crees que el mundo de la moda es, en parte, hipócrita? Pienso que las personas ven el mundo de la moda como algo hipócrita. Yo no lo veo así 100%. Es cierto que me he encontrado con algún bache o algún desprecio por mi talla pero he tenido la suerte a lo largo de mi carrera de encontrarme con gente maravillosa en mi trabajo que me han aceptado tal cual.

¿Qué cambiarías para normalizar la situación?

Cambiaría la publicidad irreal que a veces nos muestran e intentan vendernos, ya que no es del todo natural. Pienso que muchos problemas y trastornos alimenticios vienen de la publicidad subliminal. Cambiaría el que nos vendieran naturalidad en todos los aspectos y sobre todo ampliaría el tema de las tallas para que toda mujer pudiese vestirse a la moda y cómoda, ya que en nuestro país, en comparación con otros países, tiene muy poca variedad en tallas grandes.

¿Te gusta que te etiqueten como ‘curvy girl’?

No me gustan las etiquetas en genera. Creo que no deberían existir porque que hacen bastante daño a la sociedad.

A día de hoy, en redes sociales, ¿te sientes presionada por el ‘body shaming’?

No, no me siento presionada, pero no me gusta este movimiento. Pienso que somos libres de pensar y comentar, pero ante todo hay que tener un respeto a lo que cada uno quiere mostrar en sus redes sociales. Hay personas que están siempre respondiendo con comentarios negativos y otras en cambio siempre te harán comentarios positivos. Yo pienso que mientras tu sepas qué quieres y tú misma te aceptes tal cual, no te debe importar la negatividad con la que otra persona te quiera atacar.

¿Cuál ha sido la situación más violenta que has vivido en el mundo de la moda?

El momento en el que no encajaba en agencias y en castings por el simple hecho de no reunir las medidas correctas. Lo que ellos llaman la medida “estándar”. Este momento lo recuerdo como un momento violento y además frustrante, ya que mi sueño de querer ser modelo por momentos lo vi imposible, pero nunca me di por vencida.

¿Y el momento más enriquecedor de tu carrera?

Sin duda alguna haber logrado llegar hasta donde estoy hoy en el mundo de la moda y sobre todo, el poder ayudar a muchas chicas a superar sus miedos e inseguridades.

¿Qué has aprendido de todo este momento y que mensaje optimista sacarías ?

He aprendido que todo tiene un sacrificio pero sobre todo, que hay que amarse tal y como somos y nunca dejar de perseguir nuestros sueños.