Home » Mamá y bebé » A casa después del parto.

A casa después del parto.

 

Para transitar este momento único, sin miedos ni ansiedades es fundamental que te sientas acompañada.

Introducción

El acontecimiento más importante en la vida de una mujer, como suele ser el nacimiento de un hijo, puede traer aparejados sentimientos de temor y angustia . Una de las cosas que más preocupa a la futura mamá es el regreso a casa luego de dejar el sanatorio, ya que a partir de ese momento comienza la etapa de conocimiento mutuo y el cuidado del bebé. Muchas veces la flamante madre se siente sola frente a esta gran responsabilidad. Para transitar este momento único, sin miedos ni ansiedades, es fundamental que la mujer se sienta acompañada. Hoy en día, existe una nueva forma de atención centralizada en la mujer puérpera, su hijo y el entorno, que le permite cursar este momento con mucha tranquilidad.

Mientras el bebé duerme la mamá descansa

Los bebés al nacer no distinguen el día de la noche, por tal motivo la mamá debe tratar de descansar mientras su hijo duerme. Es necesario que la madre acomode sus horarios a los del bebé, así no solo puede dormir sino que también favorece a la producción de leche materna. Un mes o un poco más es lo que puede durar este período de acomodación.

Una correcta alimentación

El organismo necesita recuperarse del esfuerzo del parto, por lo tanto requerirá consumo de calorías y necesitará un aporte adecuado de nutrientes para la lactancia.

El cuidado de los pechos

En los primeros días comienza la bajada de leche, eso hace que las mamas se pongan doloridas y turgentes. Es importante realizar masajes circulares diariamente sobre los pechos porque esto previene la aparición de nódulos y mastitis. Para el cuidado de los pezones es bueno utilizar crema de caléndula, ya que evita las fisuras.

Delegar tareas de la casa

Las mámás deben dejarse ayudar por una abuela, amiga, persona de confianza. Aunque no resulte secillo delegar tareas, si lo hace, la mamá se sentirá más relajada y podrá tener más tiempo mayor para ella y su bebé.

Restringir visitas de amigos y familiares

Para poder disfrutar relajadamente de las visitas, se debe poner horarios. Hay que tener en cuenta que los recientes padres necesitan tiempo para su intimidad además de evitar el cansancio que implica atender visitas durante todo el día.