Home » Familia » 5 medidas para proteger a tus niños del frío extremo.

5 medidas para proteger a tus niños del frío extremo.

Estados Unidos registra un frío que no se sentía en décadas. Aquí te decimos cómo proteger a tus niños de las bajas temperaturas.

Estados Unidos enfrenta un frío que no se sentía desde hace más de dos décadas. De ahí que las autoridades hayan tomado medidas de emergencia para proteger a la población. Una de ellas ha sido el cierre de algunas escuelas en las zonas más afectadas, como en Minnesota donde las bajas temperaturas (que se calcula lleguen hasta los -50 grados centígrados) obligaron a cerrar las escuelas de todo el estado, un hecho histórico que no se veía en 17 años, como señala un reporte de TN8.TV.

Lo preocupante es que el frío extremo no sólo puede causar el congelamiento de la piel en apenas cinco minutos (con sensaciones térmicas de -45 grados centígrados), pero en casos extremos puede provocar hipotermia o congelamiento, como advierten las autoridades, según un reporte de Univisión.

¿Qué hacer para proteger a nuestros niños del frío extremo? En caso de no poder mantener a nuestros niños en casa, éstas son algunas de las medidas que se deben tomar:

  1. Cubre bien la cabeza, las manos y los pies, ya que la mayor parte del calor del cuerpo se pierde por estas áreas. Se recomienda entonces usar gorro de lana o pasamontañas, calcetines de algodón y un calzado resistente al agua, así como unos guantes y una bufanda para cubrir el cuello. Para evitar la entrada de aire frio a los pulmones hay que proteger con una bufanda, la nariz y la boca.
  2. Evita los cambios bruscos de temperatura. Si están en un lugar caliente, tápalo muy bien antes de exponerlo nuevamente al frío.
  3. El abrigo más adecuado son aquellos que sean resistentes al viento y a la humedad. Además, hay que poner varias capas de ropa ligera. Es importante que evites las prendas ajustadas. De acuerdo a este informe, “si el aire circula entre la piel y la ropa actúa como aislante”.
  4. Protege la piel de tus niños con lociones o aceites hidratantes para evitar la resequedad y la comezón la vaselina es uno de los más efectivos para este propósito.
  5. La alimentación de los niños debe incluir “grasas, dulces y todo lo que proporcione energía, a fin de incrementar la capacidad de resistencia al frío” .